Buscar este blog

jueves, 26 de julio de 2012

AUMENTATIVOS- DIMINUTIVOS


En nuestra lengua tenemos la oportunidad de modificar las palabras para disminuir o aumentar su significación.
Cuando achicamos las palabras usamos los DIMINUTIVOS
Para los diminutivos añadimos: -ito, -ita, -illo o -illa (lazito, maderita, papelillo, orejilla)




Ejemplo de sustantivos diminutivos:

El niño se dio un golcito mientras jugaba”
“El toallita nuevo es de color azul”
“Sonia es una madrecita”
“Todo su equipo lo felicitó por el golcito que metió”
“Mi sobrina tiene unos hermosos ojitos azules”
“El botellita de agua está en la cocina”
“Allanaron el casita en busca de pruebas”
“Pásame el cucharoncito para servir la sopa”
“El sol quedó opacado por una nubecita”
“Mi vecino tiene un perrito que atemoriza al barrio”




Para agrandar usamos los AUMENTATIVOS,
como su nombre lo indica, se utilizan para nombrar  conceptos, pero de forma que se acentúe su grandeza o su mayor grado de intensidad.
 las terminaciones más comunes  SON  
-ote, -ota, -on, -ona, -azo, -aza...





Ejemplos de uso de los sustantivos aumentativos:

“El niño se dio un golpazo mientras jugaba”
“El toallón nuevo es de color azul”
“Sonia es una madraza”
“Todo su equipo lo felicitó por el golazo que metió”
“Mi sobrina tiene unos hermosos ojazos azules”
“El botellón de agua está en la cocina”
“Allanaron el caserón en busca de pruebas”
“Pásame el cucharón para servir la sopa”
“El sol quedó opacado por un nubarrón”

“Mi vecino tiene un perrazo que atemoriza al barrio”